Futurhouse Servicios Inmobiliarios
 

Inquilino o propietario: ¿quién costea las reparaciones?



La cisterna del aseo no funciona, se ha estropeado la persiana de la habitación, la lavadora no centrifuga, por una subida de tensión se me ha estropeado la televisión, se ha roto una baldosa, tengo cortocircuitos en la luz persistentemente...Estos desperfectos son tan usuales y comunes como la pequeña rivalidad que se generan entre casero e inquilino.


La duda es, ¿quien costea el importe de la reparación cuando se deteriora o se rompe alguna pieza en la casa?


En estos sucesos hay muchos atributos que se escapan, por lo que la solución constante es dificultosa.

●    Primeramente el propietario tiene el cometido de cumplir y satisfacer económicamente todas las reparaciones de conservación de la vivienda para consolidar la protección de la habitabilidad

●    Desestimando dos situaciones o sucesos: que el inquilino haya sido el causante del daño o que se trate de una minimo arreglo incentivado por el desgaste del empleo de la casa

En conformidad con esto el propietario es el que se tiene que encargar de arreglar la instalación de la electricidad si está muy anticuada y por ello saltan las bombillas o se dispara el automático. Asimismo el dueño debe encargarse de la reparación o reemplazo de los electrodomésticos que dejen de funcionar porque ya se ha acabado su vida operativa.

¿Cuál es el límite entre un arreglo pequeño u otro de mayor envergadura?

Es muy complicado puntualizar cuál es el margen entre ambos casos, pero está en el buen criterio y el buen conocimiento entre ambos protagonistas (inquilino y arrendador) el saber comprender cada caso en concreto y tratar de llegar a una comprensión que siempre respaldara a uno y a otro.

En conclusión, la mejor forma de solventar todas estas cuestiones es el charlar y el tener sentido común por lo que es muy apropiado hacer uso de ellos.

Correo
Llamada
Acerca de