Futurhouse Servicios Inmobiliarios
 

Consejos para ser sostenibles en nuestra vivienda


Nuestra vivienda es el punto de partida desde el que poder ser sostenibles y combatir el cambio climático. Desde ella podemos llevar a cabo muchas acciones para emitir menos gases CO2 a la atmósfera, y además, ello contribuirá al ahorro significativo de dinero en nuestras facturas energéticas. En este artículo te damos las claves para conseguir estos dos propósitos. 


Ahorra en tu factura de la luz siendo sostenible 


En primer lugar, si un consumidor quiere pagar menos en su factura de luz o gas, tendrá que conocer las características de su consumo. Es decir, sus horas centrales de consumo o si tiene necesidad de bajar o subir la potencia contratada ya sea con Nartugy, Endesa, Repsol, etc. ¿Por qué es tan importante el tema de la potencia? Porque representa un precio fijo en la factura y si tenemos contratada una potencia superior estaremos pagando unos precios innecesarios por nuestro consumo. Solo si escogemos correctamente nuestra tarifa podremos ahorrar gracias a las pautas que te contamos en el apartado posterior.  

Por otro lado, si es la primera vez que una vivienda va a activar los suministros, se deberá pagar un precio por dar de alta la luz y el gas. Además, habrá que seguir unos pasos y cumplir unos requisitos para dar de alta la luz en un local o en inmueble. En concreto, los requisitos para dar de alta la luz en ambos lugares son los mismos: contar con un inmueble o local y con instalaciones preparadas.


 Pautas para ser sostenibles 


A continuación te damos unas cuantas pautas para ser sostenible en tu hogar, algunas de ellas puedes empezar a aplicarlas hoy mismo:

  

  1. Luces LED: cambia todas tus bombillas por luces LED, esta tipología requiere del 80% menos de energía que las tradicionales. Es una opción muy rentable para disminuir la factura eléctrica.
  2. Aislamiento: asimismo, para ser sostenible se puede optar por medidas de aislamiento en fachadas, paredes, ventanas y suelos. De esta forma,evitaremos que existan fugas de temperatura en la vivienda.
  3. Stand by: los aparatos eléctricos que están conectados a la luz y siguen teniendo sus luces rojas de encendido quieren decir que consumen. Por ello, instalar regletas en casa y apagar todos estos aparatos cuando no se van a usar durante horas es una buena opción para reducir el consumo.
  4. Electrodomésticos eficientes: los electrodomésticos son unos grandes protagonistas de las facturas eléctricas, por esta razón, invertir en electrodomésticos eficientes es sinónimo de ahorro. Estos aparatos    necesitan menos energía para funcionar.
  5. Auto consumo: ¿y si generas tu propia energía? Sin duda, serás el rey de la sostenibilidad. Cada vez más viviendas apuestan por el auto-consumo instalando paneles solares para transformar la energía solar y poder utilizarla en sus hogares.
  6. Colores claros: las tonalidades claras en muebles y paredes hará que la luz natural se proyecte por la instancia y no sea necesario utilizar la luz artificial más de lo necesario.
  7. Consumo de agua: respecto al agua, es importante cambiar los baños por duchas, tener cadenas en los inodoros con diferente carga y no dejar el grifo abierto mientras nos cepillamos los dientes
  8. Reciclar: por último, reciclar es un acto sencillo que puede ahorrar mucha energía en el planeta. Aunque no se visualice en tus facturas, el planeta te lo agradecerá. 
  9. En este artículo podrás encontrar  confesiones y trucos de ciudadanos que reciclan. 
Correo
Llamada
Acerca de