Futurhouse Servicios Inmobiliarios
 


5 cambios que debes gestionar tras una mudanza.

 

Una mudanza implica muchas más alteraciones que el simple cambio a otro domicilio. Para una familia, éste puede convertirse en una situación ideal para prosperar y prosperar en algunos aspectos de su vida diaria. Por ejemplo, buscar un colegio mejor para los niños, acceder a una zona más verde, mejorar el acceso a la oferta de ocio.

Pero, sin duda, una mudanza conlleva un gran conjunto de alteraciones que afectan al entorno del día a día. Y para no dejar nada pendiente, en recomendable tener un listado como el siguiente:


  1. Seleccionar el nuevo colegio de los niños. Ten en cuenta que si es un colegio público,     posiblemente tengas que matricularlos en el que corresponda al distrito nuevo al que os cambiáis.
  2. Trasladar el médico de familia. Si la mudanza incluye un traslado de un barrio a otro, seguramente cambiará tu pertenencia a un centro médico u otro. En este caso, deberás solicitar un nuevo médico de familia en el centro que te pertenezca.
  3. Contratar una nueva tarifa de luz y gas. Puede que en tu nueva casa cuentes con un tipo de     suministro diferente al que tenías actualmente. De cualquier manera,tendrás que elegir la tarifa que mejor se adapte a las necesidades actuales. La finalidad principal será escoger la que te proporcione     ahorrar en tus recibos de electricidad y gas. Puedes utilizar un comparador de tarifas donde te asesoraran cual es la mejor en tu caso.
  4. Informar el cambio de domicilio a las instituciones oportunas. Es decir, tendrás que     empadronarte en tu nueva residencia y cambiar la dirección que figura en los seguros que tengas contratados. Esto es fundamental para los pagos,por ejemplo, el recibo del impuesto del vehículo.
  5. Reorganiza tu contrato de Internet y telefonía.En el caso de una mudanza, no es obligatorio contratar un nuevo paquete de Internet, ya que puedes cambiar el domicilio del servicio sencillamente pidiéndolo a tu compañía. Eso sí, un cambio de domicilio se puede retrasar hasta 20  días en los cuales no tendrás Internet. Por eso, asiduamente es más aconsejable contratar un nuevo servicio de Internet ya que la instalación suele estar operativa en 48 horas.


Correo
Llamada
Acerca de